martes, 19 de julio de 2011

Podremos llegar dónde quieras...

Podrem aconseguir el que vulguis
Podremos conseguir lo que quieras
tu pots desitjar-ho tot
tu lo puedes desear todo
Podrem arribar allà on vulguis
Podremos llegar dónde quieras
només cal imaginació
sólo hace falta imaginación
Seré tot el que tu vulguis
Seré todo lo que tu quieras
pots imaginar-t'ho tot
puedes imaginarlo todo
El món serà com tu vulguis
El mundo será como quieras
només podem canviar-lo tu i jo...
sólo podemos cambiarlo tu y yo...

Tu ho esperes tot de mi, de Sau


Un año. 365 días, eso dice el calendario. Pero hay años que pasan a una velocidad vertiginosa sin darte tiempo a entrerarte y, otros que, a modo de caracol, se arrastran lentamente.

Este, para mí, ha sido un año largo, un año en qué he rodado y rodado, un año de conocer a gente que ha dejado su estampa en la hoja del calendario, un año de devorar asfalto y sensaciones...

Ha habido de todo. Momentos de tensión y nervios, largas horas delante del ordenador, alguna lágrima escurridiza, prisas y llamadas telefónicas, pasar calor cuando todos disponen de aire o frío cuando la mayoría disfrutan de la calefacción... Pero también cenas en lugares increibles y solitarios entre semana, saboreando nuevos platos, disfrutando de instantes que llenan el alma y momentos únicos junto a personas que van teniendo un lugar en mi particular baúl de anécdotas y conocimientos.

También ha sido un año de compartir, de vivir junto a mi compañera Laia mucho más que trabajo. Sonará a tópico... pero qué importa! Te agradezco tu constancia y serenidad... y, sobretodo, te agradezco esa sonrisa y ese ánimo que nunca te abandona! :)

Y ahora, después de tanto trasiego, la libertad absoluta. Libre, al fin, para poder hacer, simplemente, aquello que apetece.

Simplemente... El tacto de las hojas de un libro acariciando las yemas de los dedos, el olor de ese té de manzana y canela que tanto nos gusta, el cosquilleo de la hierba debajo de los pies, sentir la cadencia de la tierra que nos dá vida, cerrar los ojos y disfrutar del aire tardío en la piel, escuchar sin prisas el revolotear divertido de los pájaros, disfrutar de tu mirada limpia y clara, de tu mano en la mía...

Entre montañas, cielo e infinito. Kilómetros hacia el norte, nuevos idiomas y olor a sueños por cumplir. El mundo bajo nuestros pies. Andiamo?

3 comentarios:

Miquel Casellas dijo...

un cant a l'optimisme com ha de ser.

karkajadas dijo...

Vacacioneeeeeees despues de una larga y dura temporada,despues de tantos ir y venir...te las mereceeeeees!!!! :)

Ahora a "descansar"...jejeje.

Vamos a ponernos las botas de montañas,cargaremos la mochila de sonrisas y la pila de sensaciones.

Andiamos!!!! lo que tu quieras...

Bsso.

Historias de montaña dijo...

Dicen Becki, que el motivo por el que un año se hace corto o largo es por las nuevas sensaciones, o ya conocidas, que se vivan. Esta claro que las tuyas han sido nuevas y además buenas en gran parte.

Ahora a seguir añadiendo! ;)

Besos!