domingo, 16 de enero de 2011

La casita del valle


Estas cuatro paredes desnudas, alejadas del bullicio de las ciudades y sin ningún tipo de comodidad, fueron nuestro hotel de lujo para despedir el año viejo y dar nuestra particular bienvenida al nuevo... Entre pasta deshidratada, albóndigas diminutas y panecillos con nutella.

Horas entre montañas, horas cargadas de ilusiones, horas en armonía.

Fueron días intensos, llenos de instantes en qué las palabras estaban de más. Sólo importaba el escenario, sólo importaba el camino, sólo importaba lo que se extendía ante nuestros ojos.

Pedí muchas cosas para este nuevo año que nos acoge... pedí cosas importantes... pero si de algo estoy segura es que nunca faltará la fuerza para seguir adelante...

A por el 2011, lleno de sueños!!!!!!!!!!! :)

7 comentarios:

Miquel Casellas dijo...

molt guay. molt bona pinta.

karkajadas dijo...

Se fue el año,como vino este,entre montañas...con risas y sartenazos,fuego,calor,deseos...que todos esos sueños,grandes o pequeños se cumplan :))...eso,es asi,jejeje.

Pronto,mas sueñossss!!!!!!
Pronto,mas de todo esto!!!!


BSSO.

Chinita dijo...

Me encanta la casita del valle!

sherpa dijo...

Una pasada de sitio, y la dieta...jajaja...sin palabras.
Un saludo.

Historias de montaña dijo...

Qué envidia Becki!

No sabes la de veces que me he planteado tomar las uvas en la cima de alguna montaña!
Aunque lo vuestro no fue una cima, fue otro tipo de altura ;)

Besos!

Becki dijo...

MIQUEL: Molt xulo, l'indret!

KARKAJADAS: Pronto, más y mejor. Sin duda!!! Besotesssss!

CHINI: Es un sitio alucinante...

SHERPA: Dieta recomendada por los mejores nutricionistas! jejeje!!!

HISTORIAS: El día que quieras, estáis invitados ;) Un beso, apañero!

masxus dijo...

Me encanta tu plan de NocheVieja!! :)